Todo lo que tienes que saber sobre la depilación masculina

¡¡¡Pssst!!! Oye, ¿tienes una cita con la chica o chico de tus sueños? ¿Te has planteado quitarte hasta el último pelo del cuerpo para causar mejor impresión pero no sabes ni por dónde empezar? No te preocupes. Nosotros te explicamos como hacerlo sin morir en el intento.

Seguro que piensas que lo más fácil para volver a tener la piel como el culito de un bebé definitivamente es la depilación láser y, sí, puede ser, pero es tan sencillo como caro. Si prefieres utilizar métodos más baratos y sin salir de tu cuarto baño, sigue leyendo.

1. Afeitadoras corporales (la clásica cuchilla o las maquinillas eléctricas)

Es el más utilizado por la mayoría de los hombres por su rapidez, pero los resultados no son muy buenos. Si usas una recortadora eléctrica, por muy precisa que sea, cuando pases tu mano por la piel notarás los pelitos como pequeños pinchos que, conforme vayan creciendo, se convertirán en una auténtica lija para la piel de tu acompañante. 

afeitado corporalCon este sistema el pelo se regenera en un par de días, se vuelve más duro y es más fácil que te encuentres con algún pelo enquistado que te puede llegar a hacer la vida imposible. 

Si no tienes tiempo para dedicarle a tu piel una hora, te recomendamos este sistema rápido e indoloro, pero acuérdate de usar un gel de afeitado para no irritar la piel en exceso y evitar los picores posteriores.

2. Depiladoras eléctricas

Hombre dpiladoCon estas maquinillas eliminarás el vello de raíz y te aseguras de que no vuelva a salir hasta dentro de unas tres o cuatro semanas. Arrancar el pelo es más doloroso que cortarlo, pero con las depiladoras eléctricas el dolor es más llevadero que con la cera, gracias al cabezal compuesto por multitud de pinzas que extraen el pelo de una forma más suave y no de un brusco tirón que te hace ver las estrellas.

Para este sistema no necesitas un gel de afeitado, pero si te recomendamos una loción hidratante que calme tu piel inmediatamente después. También debes tener en cuenta que al crecer el pelo puede enquistarse, aunque al ser nuevo, crece con menos fuerza y hay menos riesgo de que eso ocurra.

3. Cremas depilatorias

Esta técnica es la que más nos gusta en Estilo y Moda. Es rápida, indolora y te deja la piel supersuave. Las cremas se aplican fácilmente con tus propias manos o con una espátula por aquellas zonas en las que quieras eliminar el vello (axilas, genitales, nalgas, brazos...). Una vez aplicada lo único que tienes que hacer es esperar unos 4 o 5 minutos, dependiendo de la crema y de tu piel, y aclarar con abundante agua, mientras arrastras el sobrante con la espátula.

axila depilada¡Ojo! ten cuidado si te quieres depilar todo el cuerpo con una de estas cremas. Nunca expandas la crema por todo el cuerpo a la vez, hazlo por zonas si no quieres acabar abrasado. 

Si lo que estas buscando es podar tu seto y esos pelillos de más entre las nalgas (es decir, en la zona perianal), las cremas depilatorias son la mejor opción ya que evitas posibles cortes y pellizcos.

 4. Depilación con cera 

El método más doloroso y, por ello, el más odiado a la par que el menos utilizado por los hombres. Todos hemos visto esos vídeos de Youtube en los que algunos incautos se atreven con la cera y hemos acabado sufriendo tanto como ellos solo observando como se retuercen después de cada tirón. Aun así te diremos cuatro cosillas sobre este método de depilación ya que sigue siendo, junto a la depilación láser, la opción más duradera

La cera puede ser fría o caliente, que se diferencian únicamente por el método de aplicación. Cuando hablamos de cera fría nos estamos refiriendo a las típicas bandas depilatorias que se usan como si fueran una tirita. En cambio, la cera caliente debe aplicarse directamente sobre la piel con una espátula y hay que dejar que se enfríe para después tirar de ella arrancando de raíz el vello.

depilación con cera

Entonces, ¿Cuál es el mejor método para depilarse?

Pues depende, como te hemos dicho el que más nos convence a nosotros por la ausencia de dolor, la rapidez y la sensación de suavidad posterior, es la crema depilatoria. Pero cada hombre es un mundo. Debes tener en cuenta el tiempo del que dispones, tu tipo de piel (puedes ser alérgico a alguna crema depilatoria o incluso a la cera), tu resistencia al dolor y el tipo de resultado que quieres obtener.

Esperamos haberte ayudado y si tienes cualquier duda o quieres contarnos tus experiencias con la depilación escribe un comentario más abajo.

 

 

 

 

 

 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados