Tips para elegir el cenador perfecto

Tips para elegir el cenador perfecto

Llega el buen tiempo y con él las ganas de juntarnos y organizar comilonas con nuestros amigos o familiares en nuestros jardines o terrazas pero, ¿ya lo has preparado para dejar a todos con la boca abierta?

En este artículo te vamos a explicar lo que hay que tener en cuenta para elegir un buen cenador o la pérgola adecuada para tu espacio.

Un cenador o una pérgola es el complemento ideal para crear una zona de descanso o un comedor en el jardín o el ático de tu casa, protegiéndote de la lluvia o del excesivo calor del verano.

¿Qué hay que tener en cuenta para elegir el cenador ideal?

La ubicación. 

Tanto si estas buscando crear un comedor al aire libre como si lo que quieres es crear una zona de descanso o para los momentos de la sobremesa, lo primero que deberás tener claro es el lugar donde quieres ubicar tu nuevo espacio.

Adosada o autónoma

Una vez elegida la ubicación perfecta para tu cenador podrás plantearte si necesitas una estructura diseñada para ser adosada a una pared o completamente autónoma.

En el caso de las terrazas o áticos, las pérgolas o cenadores adosados son la mejor opción ya que el muro al que van ancladas proporcionará mayor seguridad y resistencia ante las inclemencias del tiempo.

Si por el contrario decides instalar una estructura autónoma deberías asegurarla bien al suelo ya que su único sustento serán sus propios postes.

El tamaño.

Puedes encontrar cenadores y pérgolas de múltiples tamaños e incluso encargar uno a medida para que se ajuste completamente a tus necesidades. Por lo general, las medidas más habituales de los cenadores suelen ser de 3 x 3 metros o de 3 x 4 metros, suficientes para acoger una mesa de unos 6 u 8 comensales sin que nadie acabe mojado si llueve.

El material de la estructura.

  • Cenadores de metal. Los puedes encontrar de hierro, acero o aluminio. 
  • Cenadores de madera.
  • Cenadores de ladrillo. 

A la hora de elegir el material de la estructura de tu pérgola o cenador te recomiendo que tengas en cuenta el clima de tu ciudad. Elegir el material adecuado te ayudará a evitar el tan poco deseado óxido que puede aparecer en aquellos lugares con mucha humedad o la deformación de la estructura por las fuertes rachas de viento.

La mayor parte de los cenadores que encontrarás en cualquier tienda son de aluminio por su ligereza, resistencia a las inclemencias meteorológicas y su facilidad de mantenimiento.

El tipo de cubierta

Combinar la luminosidad con la protección contra la lluvia y los rayos UVA es muy importante. El polietileno y el poliéster son las principales opciones en el mercado para las lonas de los cenadores o pérgolas de jardín, pero también puedes encontrar cubiertas fijas de policarbonato translúcidas o incluso de aluminio opacas que pueden llegar a ser una muy buena opción si la ubicación permite una buena entrada de luz.

En cuanto a resistencia, yo me decantaría por una cubierta fija ya que dan mayor seguridad ante fuertes rachas de viento. Si por el contrario elijes una lona para cubrir el cenador, deberás tener en cuenta el gramaje de la tela. Cuanto mayor sea el gramaje más densa, sólida y resistente a la lluvia y viento será.

Es muy importante que la parte superior de la cubierta disponga de un respiradero o una salida de aire para evitar el efecto vela y que tu cenador salga volando.

Los complementos y la decoración

Seguro que más de una vez has echado en falta algún enchufe para cargar tu móvil en el jardín, un punto de luz sobre la mesa o una bonita maceta con una colorida planta que de vida a tu rincón preferido del jardín o terraza.

En el mercado podemos encontrar cenadores cuya estructura lleva incorporada una instalación eléctrica simple que incluye suele incluir un enchufe y una lámpara en su parte superior, pero su precio puede ser muy elevado. Si no dispones de un presupuesto alto y eres un poco manitas y entiendes algo de electricidad, en muy pocos pasos puedes hacerlo tu mismo, aunque también puedes utilizar faroles para velas o focos solares que no requieren instalación y te proporcionarán la iluminación necesaria en las horas nocturnas.

Otro de los detalles decorativos más conseguidos es hacer que plantas enredaderas, pequeños árboles o vides cuelguen y trepen por la estructura de la pérgola. 

También puedes completar tu pérgola o cenador con unas bonitas cortinas consiguiendo un verdadero oasis en tu jardín o terraza.

Echa un vistazo a nuestro catálogo y prepárate para el buen tiempo ahora.

Añade Revista Balui a tu Feedly follow us in feedly




Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados